✅ Las 7 mejores recomendaciones para evitar robos y pérdidas en una mudanza

//

A veces lo barato puede salir caro…

Cambiar de hogar es uno de los momentos más ilusionantes de la vida: nuevo destino, nuevas ilusiones, nuevos planes… Pero para que todo ello sea una realidad antes debemos realizar un “pequeño trámite” que de no realizarse de manera adecuada puede convertirse en una pesadilla: la mudanza.

Aunque parezca mentira, al cabo de los años llegamos a acumular una cantidad de muebles y objetos increíble y en caso de no llevar a cabo una óptima planificación, va a resultar muy difícil poder realizar el transporte de tus pertenencias de manera correcta: podemos sufrir pérdidas de objetos por el camino, podemos ser víctimas del robo de alguna pertenencia, es posible que no podamos realizar la mudanza en un solo día, etc.

Por todo ello, a continuación te explicamos los 7 mejores trucos para evitar cualquier tipo de robo o pérdida de tus posesiones durante el día de tu mudanza:

Cómo-hacer-una-mudanza
Consejos para hacer una mudanza con tranquilidad
Empresas-de-mudanzas-confiables
Contratar empresas de mudanzas confiables

Los 7 mejores consejos

1. Trasporta tú mismo los bienes de valor

En caso de tener objetos de valor de dimensiones no muy grandes como joyas, relojes de marca o aparatos electrónicos caros, es recomendable que de manera segura los apartes del resto de objetos y los trasportes personalmente.

De esta manera, evitarás que nadie te los pueda substraer fraudulentamente en medio de todo el pequeño caos que se puede vivir el día de la mudanza.

2. Guarda y precinta los pequeños objetos en cajas

Para evitar hurtos y pérdidas de pequeños objetos durante la mudanza, siempre es una buena idea empaquetar todos estos objetos en cajas antes de realizar la jornada de transporte.

Asimismo, siempre procura proteger tus pertenencias con plásticos de burbujas, bolas de papel o cualquier otro método que evite el movimiento y golpeo interior del contenido de las cajas.

Por último, no olvides precintar tus cajas de manera segura para evitar que éstas puedan ser abiertas y manipuladas fácilmente.

3. Planifica con antelación la mudanza

Una planificación adecuada de la mudanza es fundamental para evitar cualquier tipo de problemas el día de la mudanza. Además, con una organización eficiente podrás finalizar tu mudanza en menos tiempo, con lo cual ahorrarás dinero en caso de contratar una empresa de mudanzas, dado que normalmente facturan una parte variable por horas.

Para ello, es fundamental que lleves a cabo las siguientes tareas:

  • Limpieza y orden: Ten la casa limpia y ordenada. De lo contrario, en caso de tener objetos acumulados de cualquier manera, además de perder tiempo durante el transporte, facilitarás que puedan perderse objetos por el camino.
  •  Funciones y responsabilidades: Cada participante en la mudanza debe de tener unas tareas concretas y definidas. En caso contrario, va a haber gente mirando a otra gente sin hacer nada, puede que nadie se encargue de vigilar la puerta de entrada de casa o el rellano de entrada donde se vayan acumulando tus pertenencias, va a haber personas realizando la misma tarea dos veces…
  • Piensa qué hacer con los niños: En caso de ser algo mayores, se les puede asignar una tarea simple para que puedan ayudar y para que al mismo tiempo estén entretenidos y no molesten. De lo contrario, si son pequeños encárgate de que alguien se ocupe de ellos para evitar que te descentren y te hagan perder el tiempo.
  • Empaquetar objetos y desmontar muebles: Antes del día de la mudanza, para poder evitar pérdidas inútiles de tiempo, ten empaquetados los objetos más pequeños y procura desmontar los muebles más grandes que no se puedan transportar de ninguna otra manera.

4. Realiza inventario para evitar olvidos

Piensa que la falta de algún objeto o caja será prácticamente inapreciable y muy posiblemente ni te vayas a dar cuenta en caso de no tener ningún control. Por ejemplo, si te llevas 19 cajas y en tu destino acabas con 18, ¿a caso te vas a dar cuenta que falta una caja de manera inmediata si no has hecho un inventario previamente? Si tienes 11 cuadros y en tu nuevo hogar llegan solo 10, ¿crees que vas a percibir la diferencia al momento de tu llegada?

Además, a partir de un inventario, te será mucho más fácil poder asentarte en tu nueva casa al poder conocer exactamente qué hay guardado en cada caja, de manera que si necesitas algo, lo podrás encontrar rápidamente.

5. Aparca cerca de tu casa el vehículo de transporte

Uno de los momentos más delicados en cualquier tipo de mudanza o transporte de mercancías, es el momento de salir a la calle y subir las pertenencias al interior del vehículo, ya que aunque alguien se responsabilice de su vigilancia, es complicado que no pueda haber ningún descuido en algún momento, en especial si el vehículo está alejado a una cierta distancia de tu vivienda.

Por esta razón es importante aparcar el vehículo con el que se vaya a realizar el transporte lo más próximo posible a tu hogar. Para ello, intenta aparcar tu coche unos días antes de la mudanza en un aparcamiento cercano en cuanto tengas la oportunidad. Entonces, al venir la furgoneta de transporte, puedes retirar tu vehículo para que aparque en ese lugar y en caso de necesitar realizar varios viajes, siempre puedes aparcar de nuevo tu vehículo en el estacionamiento en cuestión cuando se vaya dicha furgoneta de transporte y así se lo reservarás de nuevo a su vuelta.

6. Contrata una empresa de confianza

Si realizas la mudanza contratando un servicio de transporte especializado en mudanzas, asegúrate de su buena reputación. Puedes consultar comentarios en Internet  sobre sus prácticas y sobre las experiencias de sus clientes. Con ello, además de verificar su honestidad, podrás ver si cumplen otros requisitos importantes en este servicio: puntualidad, agilidad en el transporte, profesionalidad con el cuidado de tus pertenencias, etc.

Sobre todo, evita contratar gente que trabaje por libre de manera ilegal o improvisada. Todos sabemos lo tentador que puede resultar ahorrarse dinero, pero piensa que una mudanza se realiza con poca frecuencia y el dinero que inviertas en un servicio de calidad se verá reflejado en tu tranquilidad.

7. Realiza rápido chequeo al finalizar

Con el inventario que hayas confeccionado, realiza un chequeo rápido al finalizar la mudanza. Con esto, te asegurarás que no haya desaparecido ninguna de tus pertenencias y además podrás verificar su correcto estado tras el transporte.

En caso de comprobar que alguno de tus objetos o muebles ha sufrido daños o deterioros, reclámalo al momento a la empresa de mudanzas en caso de haberla contratado.

cómo-evitar-robos-es-una-mudanza
Cómo evitar perdidas y robas en una mudanza en Barcelona

Si busca empresas de mudanzas cerca visite https://mudanzashoy.org/

Deja un comentario